jueves, 2 de abril de 2009

Abril 02, 2009


Este día me siento mal, me duele mucho la cabeza ya tengo 15 días con esto, aparentemente son los dientes, pero me duele bastante y eso ya me está causando ya bastante malestar general en todo el cuerpo, pero bien sigo confiando, sigo trabajando duro para El Señor, amandole y sirviendole en lo que El mande.

Realmente yo ya no vivo para mí, vivo para El Señor, tomo decisiones en base a lo que El ordene, quien me iba a decir a mí que iba a llegar este día en el que nada es más importante que servirle a Dios, es maravilloso saber que El está ahi que NADA TE FALTARA POR QUE EL ES TU PAPA. Obviamente que como humana hay momentos muy díficiles pero cuando menos lo esperamos TENEMOS LA RESPUESTA DE DIOS A NUESTRA NECESIDAD O CARGA.

GLORIA A DIOS POR PERMITIRME SEGUIR ACA, VIENDO CON MIS OJOS LAS MARAVILLAS QUE EL TIENE PARA NOSOTROS.

1 comentario:

Estela dijo...

Estimada y amada Marcelita...
así es en la vi;a de nuestro Padre, aveces el cansancio se puede manifestar... pero nuestro Padre nos da un susurro en el viento que nos dice..."Hija cuando tu te sientas cansada y sientas que tus fuerzas ya no pueden más, es cuando yo te digo Lebantate, porque tú eres mi Tierra y yo soy tu Dios"... no tengo mucho que decir a esto, solo que cuando más cansados y agobiados nos sintamos, nos dice "Hey... Hija mía Tú puedes dar más". Y es indescriptible sentir como El Espíritu renueva nuestro ser.
Te Quiero mucho, que Dios te bendiga y permita a muchos como a mí tener el privilegio de que mi Padre me permita estar cerca de un testimonio de su palabra tan lleno de amor y de fortaleza como lo eres tú. Que Dios te bendiga hoy y siempre a tí y a toda tu familia y toooodaaaaa la que vine por delante.